Uno de los mejores postres para la gran mayoría de las personas son los flanes. En este articulo te enseñaremos como preparar flan de café de una manera rápida y también económica ya que sabemos que no todos los bolsillos son iguales.

Este tipo de flan posee la característica de que no necesita cocción ya que es una receta sin huevo por lo que la textura del mismo será cremosa, como a la gran mayoría les encanta. A continuación, te diremos la receta para hacer flan de café sin huevos, donde te diremos los ingredientes que necesitas y los pasos correspondientes para hacer este fabuloso postre.

Ingredientes

Tienes que tener en cuenta que esta receta de flan de café es para un total de 8 personas por lo que si tus invitados son aún más deberás aumentar la cantidad de los productos que te diremos a continuación.

  • 200 mililitros de café.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 500 mililitros de nata.
  • 500 mililitros de leche.
  • 20 gramos de gelatina en polvo.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Agua.

Pasos para hacer un flan de café sin huevos

  1. Como primer paso haremos el caramelo para el flan. Para ello, colocamos en un recipiente azúcar y 4 cucharadas de agua (se debe mojar toda la azúcar), lo pondremos al fuego hasta que la azúcar tenga un color dorado. Una vez que haya llegado al punto, lo vertimos en un molde.
  2. Luego, en un recipiente aparte, colocamos la gelatina y añadimos 100ml de agua. La dejamos reposar hasta que se hidrate.
  3. Colocamos en otro recipiente la leche, añadimos azúcar y lo pondremos en el fuego hasta que hierva. Cuando suceda esto, añadimos la gelatina hidratada y removemos hasta que la misma se disuelva.
  4. Ahora, en un recipiente colocamos todo junto, es decir, la leche con la gelatina y el azúcar. Le añadimos el café y la nata. Mezclamos todos los ingredientes y una vez terminado, lo pondremos en el molde que previamente usamos para el caramelo.
    Cuando hayas hecho este paso, colocamos el molde en la heladera para que se enfrié completamente.
  5. Luego de que se haya enfriado, con la ayuda de un cuchillo vamos moviendo los bordes para que se despegue el flan que hemos realizado. Para sacarlo del molde, lo que tendremos que hacer es poner una bandeja arriba y sin miedo, dar la vuelta y ya lo tendremos servido. A partir de aquí, ya estará listo para degustarlo.

No caben dudas, que los flanes son riquísimos y más si es luego de otra fabulosa comida. Cuando tengas visitas y quieras lucirte sin dudas que tienes que realizar la receta del flan de café. El mismo tiene un espléndido aroma y es suave. Además, al incorporarle nata y gelatina tendremos una textura irresistible.

Este postre es ideal para acompañarlo luego de una cena con amigos o familiares, también, cabe destacar que puedes incorporarle otro ingrediente que te guste más que el café realizando tus propias combinaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *