La tarta de queso o cheesecake oreo tiene un sabor suave y cremoso, es un postre rápido y fácil de preparar. Este tipo de receta es ideal para elaborarla cuando hace calor, pero es apta para degustarla durante todo el año y aunque la tarta sea de queso, son las galletas de oreo lo que le dan el sabor característico.

Ingredientes

Los ingredientes para preparar tarta de queso oreo para 12 raciones son:

  • 24 galletitas de oreo
  • 500 ml de nata o crema de leche (2 tazas)
  • 250 g de azúcar
  • 400 g de queso philadelphia (taza y media)
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada de vainilla (opcional)
  • 8 hojas de gelatina

Pasos a seguir para preparar tarta de queso oreo

Una vez que disponemos de todos los ingredientes para preparar tarta de queso oreo y a la vez tenemos el área de trabajo limpia y desinfectada los pasos a seguir son:

  1. Separamos las galletas y la crema en dos recipientes diferentes. Trituramos las galletas con una picadora, esto nos resultará más práctico. Una vez que estén totalmente trituradas sacamos dos cucharadas de la harina de las galletas de oreo que utilizaremos en la decoración. Tamizamos las galletas para que el polvo sea lo fino posible.
  2. Añadimos la mantequilla previamente derretida a las galletas trituradas, la mezclamos bien hasta que las galletas queden totalmente empapadas. Pasamos la mezcla a un molde para tartas, repartida por toda la superficie para cubrir toda la base. Llevar la mantequilla a la heladera para que esta se endurezca de nuevo.
  3. En un recipiente con agua, sumergimos las láminas de gelatina para que estas se hidraten antes de empezar a preparar la crema de queso.
  4. En un cazo al fuego calentamos la leche, una vez que hierva colocamos la gelatina escurrida y removemos para que se disuelva. Posteriormente a esto, incorporaremos el queso crema y removeremos hasta que quede integrado por completo. Luego le agregamos la crema de las galletas oreo que habíamos separado en otro bol, batimos y dejamos reposar.
  5. Vertemos la nata en un bol y le agregamos azúcar, hasta que se dibuje un trazo.
  6. Colocamos la crema de queso que ya se habrá enfriado en un recipiente y le añadimos una cucharadita de esencia de vainilla. Vamos incorporando poco a poco la nata siempre removiendo para que no pierda el aire que hemos introducido al montarla, luego la vertemos en el molde de tarta.
  7. Llevamos el molde a la heladera y lo dejaremos por unas 8 horas para que la gelatina actúe. Cuando esta esté bien fría, la colamos por toda la superficie de la tarta con la harina de las galletas oreo. Siempre procurar que quede distribuida uniformemente y negra sin zonas blancas, eso le va a dar el toque de la galletita tradicional oreo.
  8. Retiramos el molde, ayudándonos con un cuchillo para despegar el borde de la tarda las paredes se desprenderán con mucha facilidad. Luego de esto, ya estará lista para degustarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *