La pasta es uno de los alimentos preferidos de todos los niños, la forma de elaborarlos hace que estos sean cada vez más ricos ya que es un plato muy fácil de preparar, nutritivo y sobre todo sabroso. El secreto es ser generosos con los ingredientes, cada uno ira variando en las cantidades y proporciones de los ingredientes que se utilicen. Si tu intención es agregar más carne o queso o inclusive salsa, siempre es a criterio.

Esta receta de macarrones gratinados puede ser guardada sin ningún problema durante 2 a 3 días en el congelador. Para poder servirla, solo bastará que la dejemos descongelar a temperatura ambiente y darle un toque de calor en el horno o microondas.

Ingredientes

Los ingredientes para preparar macarrones gratinados en casa para 2 personas son:

  • 350 g de macarrones
  • 250 g de carne picada
  • 200 ml salsa de tomate
  • 125 ml de leche
  • 2 nueces de mantequilla
  • 1 copa de coñac o vino blanco
  • Queso rallado
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Pasos a seguir para hacer macarrones gratinados

Una vez que disponemos de todos los ingredientes para hacer macarrones gratinados en casa y a la vez, tenemos el área de trabajo limpia los pasos a seguir son:

  1. En una olla hervimos agua y colocamos la pasta con sal a gusto durante el tiempo que nos recomienda el envase. Colamos los macarrones y mezclamos con mantequilla para evitar que se peguen.
  2. En una sartén, colocamos aceite de oliva, rehogamos la carne para que empiece a dorarse, agregamos la copa de coñac o vino y dejamos que esta se reduzca. Apartamos del fuego para añadir leche y el tomate. Una vez listo, tendremos que vertir sobre los macarrones y los mezclamos. Si queremos, podemos agregar a gusto más leche o tomate.
  3. Colocamos los macarrones en una fuente para llevarla al horno cubriéndola con queso rallado. Solo encendemos el gratinador para dorar el queso, una vez listo este peso, solo bastará servir.
  4. Podemos usar una bechamel clásica antes de gratinar el queso. Esta se prepara en una cazuela derritiendo mantequilla a la que le agregaremos harina hasta que se dore, le añadimos leche poco a poco sin dejar de remover para que no se hagan grumos. Colocamos una pizca de sal, pimienta y añadimos nuez moscada. Si vemos que se encuentra un poco espesa agregamos un poco de leche.

Si la pasta se nos pega al cocerla solo debemos agregar sal y aceite al momento de colocar los macarrones, esto evitara que se peguen en el fondo de la olla.

Si lo que queremos es enriquecer nuestra salsa de tomate de los macarrones solo tendremos que añadir otras verduras cuando freímos la cebolla, como por ejemplo pimientos, calabacines o zanahoria. Mucho agregan latas de atún, siempre escurridas del aceite, también se colocan anchoas picadas y aceitunas negras.

En vez que usemos la bechamel se puede utilizar un par de huevos batidos con leche, sal y pimienta, verter sobre los macarrones y luego agregar el queso de rallar para poder gratinarlo al horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *